Krueger Brewing Co. Primera cerveza enlatada

Sale a la venta la primera cerveza enlatada.

La cerveza enlatada hace su debut el 24 de enero de 1935. En asociación con American Can Company, la Gottfried Krueger Brewing Company entregó 2,000 latas de Krueger’s Finest Beer y Krueger’s Cream Ale a los fieles bebedores de Krueger en Richmond, Virginia. El noventa y uno por ciento de los bebedores aprobaron la cerveza enlatada, lo que llevó a Krueger a dar luz verde a una mayor producción.

A finales del siglo XIX, las latas fueron fundamentales en la distribución masiva de productos alimenticios, pero no fue hasta 1909 que la American Can Company hizo su primer intento de fabricar cerveza en lata. Esto no tuvo éxito, y American Can Company tendría que esperar hasta el final de la Ley seca en los Estados Unidos antes de intentarlo nuevamente. Finalmente, en 1933, después de dos años de investigación, American Can desarrolló una lata que estaba presurizada y tenía un recubrimiento especial para evitar que la cerveza gasificada reaccionara químicamente con la lata.

El concepto de cerveza enlatada resultó ser difícil de vender, pero Krueger’s superó sus reservas iniciales y se convirtió en la primera cervecera en vender cerveza enlatada en los Estados Unidos. La respuesta fue abrumadora. En tres meses, más del 80 por ciento de los distribuidores estaban manejando la cerveza enlatada de Krueger, y Krueger’s estaba consumiendo la participación de mercado de las “tres grandes” cerveceras nacionales: Anheuser-Busch, Pabst y Schlitz. Los competidores pronto siguieron su ejemplo y, a fines de 1935, se habían producido y vendido más de 200 millones de latas.

La compra de latas, a diferencia de las botellas, no requería que el consumidor pagara un depósito. Las latas también eran más fáciles de apilar, más duraderas y tardaban menos en enfriarse. Como resultado, su popularidad continuó creciendo durante la década de los años 30 y luego explotó durante la Segunda Guerra Mundial, cuando los cerveceros estadounidenses enviaron millones de latas de cerveza a los soldados en el extranjero. Después de la guerra, las empresas cerveceras nacionales comenzaron a aprovechar la distribución masiva que posibilitaban las latas y pudieron consolidar su poder sobre las cervecerías locales que alguna vez fueron dominantes, que no podían controlar los costos y las operaciones de manera tan eficiente como sus contrapartes nacionales.

Krueger Finest Beer, primera cerveza enlatada en el mundo

La lata de por aquel entonces no tenía nada que ver con la de hoy en día. Estaban hechas de hojalata y pesaban casi 100 gramos, unas cuatro veces más de lo que pesan actualmente. El envase, según dicen, era más ligero que el vidrio, fácil de transportar y resistente a golpes y caídas. Sin embargo, la parte superior era plana y había que abrirla con abrelatas. En 1958 pasaron a ser de aluminio y la argolla superior no apareció hasta 1960.

Hoy en día, la cerveza en lata representa aproximadamente la mitad de la industria cervecera de los Estados Unidos, valorada en 20.000 millones de dólares. No todo esto proviene de las grandes cerveceras nacionales: Recientemente, ha habido un renovado interés en el enlatado por parte de microcerveceros y vendedores de cerveza de alta gama, quienes se están dando cuenta de que las latas garantizan pureza y sabor al prevenir daños por luz y oxidación, sobretodo en las variedades más lupuladas.

Felinfoel pale Ale, primera cerveza enlatada en Europa

En el caso de Europa, la primera lata que se comercializó fue la Pale Ale de la compañía Felinfoel Brewery Co. Produciendo su cerveza en latas desde 1935 lo que, según ellos dicen, les convierte en los enlatadores de cerveza artesanal más antiguos del mundo.

En España, no fue hasta el año 1966 cuando se comercializó la primera lata de cerveza, fabricada por la Cruz Blanca, se trataba de una nueva cerveza la Skol International Lager.

Skol International lager, primera cerveza enlatada en España

Lolo Córdoba

Es Cicerone Beer Server y Maestro Tirador de Cerveza Ha actuado como Brand Ambassador para Mahou San Miguel desde 2016. Maestro en Tiraje de Cerveza. Especializado en arte dramático, comunicación y gestión de eventos, sabe entender, empatizar y transmitir al cliente, para poder trasladar la importancia de la cultura cervecera con mucha pasión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.